"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

02 mayo 2013

Índice de rotación de personal

En una entrada anterior, comentábamos uno de los indicadores más importantes de la gestión de los recursos humanos como es la rotación de personal, debido fundamentalmente a que la fluctuación de personas suele ser muy alta en el sector retail.
Como ya dijimos en su momento, generalmente viene expresada a través de una relación porcentual, en el transcurso de cierto periodo de tiempo. Estos índices mensuales, semestrales o anuales nos pueden ayudar a realizar comparativas, gráficas, diagnósticos y planificar acciones que promover a corto y medio plazo.

Su cálculo está basado en el volumen de entradas y salidas del personal en relación con los recursos disponibles en cierto área de la organización, en determinado periodo de tiempo y en términos porcentuales.

Interpretando el ratio de rotación

Un índice de rotación de personal igual a cero, demostraría un estado total de estancamiento de la organización, aunque por otro lado, un índice de rotación demasiado elevado, reflejaría un estado de flujo de personas tan alto que no podría asimilar y retener adecuadamente su personal (sobre todo cuando la especialización del personal sea importante para la organización). Podrían indicar que la empresa es incapaz de mantener la estabilidad entre sus recursos humanos, lo cual puede reflejar problemas de dirección, sistemas de remuneración deficiente, mal clima laboral, etc...

El ratio de rotación es una referencia que nos habla sobre los movimientos en una organización concreta, por lo que cada una tiene uno diferente que será analizado según la realidad del negocio.

Nos ayudará a conocer los esfuerzos concretos que tendrá que realizar una empresa para mantener a sus empleados, ayudándonos a analizar las políticas salariales y a calcular el coste asociado a la rotación: gastos de reclutamiento, formación, costes administrativos, etc... además de otras consecuencias productivas y de clima laboral que pueden tener las altas y bajas (p.ej. desmotivación de los equipos existentes al no comprender los motivos de un alta o una baja).

Por eso, el ideal sería aquel que permita a la organización retener el capital humano de óptima calidad, sustituyendo a aquel que presenta distorsiones de desempeño difíciles de ser corregidas dentro de una programación factible y económica.

Entonces, nos preguntaremos ¿cuál es el ratio de rotación ideal? La respuesta puede resultar confusa, pero es sencilla: no existe. Lo más importante es que la empresa sea capaz de mantener la estabilidad en el número de empleados, reteniendo a los trabajadores de calidad y prescindiendo de los que dan peores resultados.