"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

05 marzo 2009

Comunicarnos bien es un asunto urgente


Acabo de leer el último libro del Dr. Mario Alonso Puig "Vivir es un asunto urgente". Lo encontré de rebote en una librería y estaba seguro de que me encantaría como "Madera de líder" libro este también del mismo autor.
Conocí al Dr. Mario Alonso hace algún tiempo en una conferencia y me pareció brillante, soberbio y con una excelente capacidad para la comunicación. De hecho, repetí encantado otra vez en una nueva conferencia en Expomanagement.
De su lectura me gustaría destacar algunos puntos, el primero lo extraordinariamente importante que es la comunicación. Tanto la que establecemos con los demás, como ¡ojo!, aquella que mantenemos con nosotros mismos. Precisa sobre la comunicación interna que, si les habláramos a los demás como lo hacemos con nosotros mismos, probablemente no tendríamos ni un solo amigo. Oiga, debemos mucho que mejorar aquí.
El autor plantea que "la mayor parte de nuestras inseguridades y nuestras desesperanzas no son reales, son aprendidas (¿se acuerda usted de nuestro amigo el elefante en una entrada anterior?). Hemos sido condicionados para crear una imagen de nosotros mismos y vivir de acuerdo a esa imagen. Nosotros no vivimos al nivel de nuestros talentos, sino al de nuestras creencias".
Este planteamiento es muy concordante con el otros dos trabajos que causalmente he leído en paralelo al primero. Uno gira sobre el fundamento, el método y las distintas aplicaciones que tiene el autodiálogo y la autohipnosis. Se titula "las técnicas del pensamiento positivo" y lo escribe Christian H. Godefroy y D.R. Steevens. Mantiene que nuestra mente es muy sugestionable a nivel subconsciente, y dicha sugestión puede ser dirigida y orientada a voluntad de nuestra mente consciente a través de nuestros pensamientos (nuestra vida es un espejo fiel de dichos pensamientos). Por eso se dice que la felicidad es un estado mental, porque las circunstancias externas no son siempre determinantes, nuestra predisposición mental sí lo es. La mayor limitación que puede tener una persona es la impuesta por su propia mente.


El tercer libro, propone una serie de etapas por las que hemos de pasar para lograr el crecimiento y el sobretodo el éxito profesional, se titula: "El millonario instantáneo" y está escrito por Mark Fisher. Enfocado de nuevo al poder las palabras y la autosugestión, nos viene a recordar, otra vez de nuevo, el INMENSO poder de nuestras palabras para movilizar la increible energía de cambio que existe dormida y desaprovechada en nuestro inconsciente.

Si su importancia es tan alta, ¿por qué descuidamos tanto la calidad de las afirmaciones que nos hacemos a diario?. Disponemos de normas que operan en nuestro régimen externo (normas sociales, normas de cortesía,...), pero nadie nos advierte sobre las de régimen interno, ¿por qué nadie nos ha enseñado a hablar internamente de forma adecuada y eficiente?, ¿por qué casi siempre, damos más importancia a aquello que decimos a los demás, que lo que nos decimos a nosotros mismos?