"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

04 marzo 2012

Pasión por el trabajo

El liderazgo de equipos debe involucrar a las personas buscándole un sentido profundo al trabajo personal.
Al contrario de lo que solemos creer, los mejores momentos de nuestras vidas no son momentos pasivos, receptivos y relajantes; aunque estas experiencias pueden resultar también placenteras si hemos trabajado duro para conseguirlas. Los mejores momentos suelen ocurrir cuando el cuerpo y la mente de una persona se ha estirado hasta los límites en un esfuerzo voluntario para conseguir algo difícil y que vale la pena.

Stephen R. Covey dice sobre la pasión en "El 8º hábito": "La pasión nace del corazón y se manifiesta en forma de optimismo, entusiasmo, conexión emocional, determinación. Alimenta un impulso implacable. El entusiasmo está profundamente arraigado en la capacidad de elegir, no en las circunstancias. Para quien siente entusiasmo, la mejor forma de predecir el futuro es crearlo. En el fondo, el entuasiasmo se convierte en un imperativo moral, haciendo que la persona forme parte de la solución en lugar de ser parte del problema de sentirse desesperada e impotente...
La clave para crear pasión en nuestra vida es hallar nuestro talento personal, nuestro papel y nuestro propósito en el mundo. Es fundamental que nos conozcamos a nosotros mismos antes de decidir cuál es el trabajo que queremos hacer.
Un error muy frecuente es pensar que la habilidad de una persona es su talento. Sin embargo, las habilidades no son talentos, aunque el talento exige habilidad. Una persona puede tener habilidades y conocimientos en áreas donde no tiene talento. Si tiene un trabajo que exige su habilidad pero no su talento, su empresa no sacará partido de su pasión ni de su voz...
Si podemos contratar a personas cuya pasión coincida con su trabajo, no necesitarán supervisión. Se controlorán ellas mismas mejor que nadie. Su ardor procede del interior, no del exterior. Su motivación es interna, no externa. Cuando podemos entregarnos a un trabajo que combina una necesidad con nuestro talento y nuestra pasión, nuestro poder se libera".

Con los años hemos encontrado muchas pequeñas pistas para descubrir el talento de una persona: un destello súbito de excelencia en la función, un deseo vivo de realizar ciertas actividades, una sensación de fluidez al realizar la actividad. De todas estas pistas, dos podrían servirnos para revelar gradualmente como en la imagen de una fotografia de Polaroid, los talentos predominantes de la persona: la rapidez en el aprendizaje (cuando aprendemos aquello para lo que estamos predispuestos) y las satisfacciones (las fuentes de satisfacción de una persona como p.ej.  la clase de situaciones que la llenan de energía).

Lo que determina nuestra vida es nuestra percepción de la realidad.• La clave no está en conseguir ser un superhéroe, sino en sentir lo que se está viviendo hasta llegar a ver dónde, con qué o con quién se siente un profundo entusiasmo.• No dejes que otros justifiquen su vida contigo ni dejes que el miedo tome lo mejor de ti.• Todo sueño nace de una pasión. Cuando tengas una elección, una opción o una oportunidad elige a favor de la pasión. 
Club Carrascoy - El Palmar (15 mayo de 1996)