"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

01 noviembre 2010

Cómo crecen las mejores organizaciones del mundo


Después de tanto tiempo sin incluir nuevas entradas en mi blog, he decidido volver a hacerlo siendo fiel a los principios que me impulsaron a elaborarlo en su inicio: compartir pequeños descubrimientos que me llevan a recordar y a afianzar conceptos y poder expresarlos desde mi propia experiencia.
Para ello, no podría haber elegido mejor recomendación de un libro: ¡Siga esta Ruta!, para mí un esplendido trabajo, escrito por C. Coffman (volveré a recomendar otro libro de este autor en otras entradas) y G. González Molina
Para los que trabajamos en un Dpto. de recursos humanos, este trabajo nos viene a mostrar que los métodos tradicionales de involucrar al personal ya no son aplicables en la actualidad. En cambio, nos viene a ofrecer un sistema llamado la Ruta Gallup, basado en estrategias probadas y "revolucionarias" que utilizan las empresas de mayor éxito.
Este libro, al que creo sinceramente que no se le ha dado demasiada publicidad, insiste en que los empleados y los clientes deben estar emocionalmente involucrados a fin de que las organizaciones alcancen su máximo potencial. Y esto cobra todavía mayor importancia en épocas de crisis y dificultades económicas como la actual, donde las orientaciones de este trabajo resultan fundamentales para lograr el desarrollo de lugares de trabajo sólidos, productivos, positivos y rentables.
Por tanto para recorrer dicha RUTA debemos reconocer el papel que juegan las emociones en los resultados empresariales en primer lugar, después en segundo, reconocer que todos los trabajadores poseen talentos innatos a los que se les puede sacar partido emocional y que la empresa deberá realizar combinaciones especiales de dichos talentos para lograr mayores beneficios y crecimiento.

Posteriormente, detalla los requisitos básicos que se deben dar en un lugar de trabajo para que se consiga un equipo productivo y positivo, y que pueden resumirse en 12 condiciones que favorecen que todos los trabajadores se encuentren "enchufados":
  1. Sé lo que se espera de mí en el trabajo.
  2. Tengo el equipo y los materiales que necesito para hacer mi trabajo correctamente.
  3. En mi trabajo, cada día tengo la oportunidad de hacer lo que mejor sé hacer.
  4. En la última semana, he recibido reconocimiento o elogios por un trabajo bien hecho.
  5. Mi jefe, o alguna otra persona en el trabajo, demuestra tener un genuino interés en mí como persona.
  6. Hay alguien en mi trabajo que me estimula mi desarrollo personal y profesional.
  7. En el trabajo, mis opiniones parecen contar.
  8. La misión o el propósito de la empresa hace que me sienta que mi trabajo es importante.
  9. Mis compañeros de trabajo están dedicados y comprometidos a hacer un trabajo de calidad.
  10. Tengo un mejor amigo en el trabajo.
  11. Durante los últimos seis meses, alguien en el trabajo me ha hablado de mi progreso.
  12. Este último año, he tenido oportunidades de aprender y crecer personal y profesionalmente en el trabajo.
Una vez tras otra cientos de estudios del Instituto Gallup, que englobaban a docenas de compañías de multitud de sectores industriales, señalaron una constante, que  existe un vínculo directo y causal entre estas doce condiciones y virtualmente todos los resultados importantes de la empresa.
De hecho, estas doce condiciones tienen un impacto estadísticamente importante en la productividad, seguridad, permanencia en el puesto de trabajo y rentabilidad de la empresa, además de que vienen a explicar los niveles existentes de implicación emocional de los empleados de dicha empresa.