"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

11 marzo 2007

Recordatorio de eficacia 1: ¿VALIDEZ CONTRASTADA DEL TRABAJADOR?

Cada persona en su puesto, pero siempre que esta sea válida para la empresa.
Después de mis últimas experiencias y, porque no decirlo, de algún que otro conflicto con algún trabajador, veo la necesidad de introducir un nuevo recordatorio de eficacia. Este, como en La Guerra de la Galaxias, irá a la génesis, al comienzo de todo. Al episodio I.
Se trata de evaluar la validez de cada trabajador antes de asumir su mejor adaptación a la compañía, incluso a su puesto, aquel desde el que mejor pueda contribuir a conseguir los objetivos de la empresa.
¿Está comprometido con los objetivos de la empresa?, ¿siente que merece la pena esforzarse por ellos?, ¿valora lo que el proyecto de la empresa puede ofrecerle en su sentido más amplio? ...

A esto me refería con la validez, a contar con las personas adecuadas. A contar con verdadero talento.

Seguro que el esfuerzo y tiempo dedicado a un buen proceso de selección dará siempre buenos frutos.

Posteriormente vendrá la necesaria adaptación de cada persona a su puesto, pero primero lo primero.