"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

03 septiembre 2006

Employeer branding o ... ¿por qué se preferirá trabajar con nosotros?

Un artículo de la revista Executive Excellence recuerda el mes de Septiembre algunas claves actuales de la atracción del talento:
1. En los años venideros será el empleado el que elegirá la empresa en la que quiere trabajar y no viceversa. 2. Nos acercamos al momento en el que la demanda de trabajadores con talento será superior que a la oferta de éstos. 3. Cada vez más, la diferencia entre unas empresas y otras no va a ser el producto o la marca, sino las personas que gestionarán dichos activos. En este entorno, resulta de vital importancia el concepto: "employeer branding" cuyo objetivo es atraer hacia nuestra compañía a los mejores talentos del mercado a través de campañas de márketing en universidades para darse a conocer, inversiones en ferias de empleo, imagen corporativa, promoción de eventos,... Aunque la verdadera clave será la de ser coherente con aquello que vendemos al trabajador antes de la incorporación en la empresa, ya que de lo contrario generaremos frustración y desmotivación al no ajustarnos a sus "elevadas" expectativas. Según un informe de APD en España que analiza los motivos fundamentales de atracción de talento, se concluye que los argumentos más importantes por orden de importancia son: 1. Desarrollo profesional. 2. Líder en el sector. 3. Empresa innovadora y con futuro. 4. Seguridad en el puesto de trabajo. 5. Trabajo con excitantes metas. 6. Alta retribución. 7. Misión y valores comparativos. Y es que los actuales talentos "escogen a sus empresas" por la forma en la que pueden desarrollarse, por lo que pueden aprender y por la forma en que les respetan y reciben feedback de sus directivos. Dichos directivos, deberán crear en el futuro entornos de trabajo muy "positivos". Cuando se "juega" el trabajo se convierte en recompensa y no sólo en el camino a la misma. Pasarlo bien conduce también a la creatividad. De hecho, un pensamiento más positivo es capaz incluso de fortelecer nuestro sistema inmunitario (y añadaría que fortalece también al de la empresa).