"Lo que genera problemas no es lo que uno no sabe, sino aquello que uno sabe a ciencia cierta y no es cierto". Mark Twain

29 junio 2006

Recordatorio de eficacia 2: CLARIFICAR ROL

Leía esta mañana que las empresas que no tienen claros sus objetivos no van a ninguna parte. Estoy totalmente de acuerdo con la afirmación. De hecho ampliaría el enunciado con la aclaración de que si no los tienen, no los pueden compartir, y esto impide la primera de las cuestiones que me parecen fundamentales. Que la gente sepa para qué trabaja, cuál es la misión encomendada, su razón de ser... Por eso le doy a esta entrada el título de recordatorio de eficacia, porque son cuestiones que las sabemos (por eso sólo las debemos recordar, por infrecuentes) y que pueden ayudar mucho a elevar la eficacia de nuestros trabajadores. DEBEMOS OCUPAR PARTE DE NUESTRO TIEMPO EN ASEGURARNOS DE QUE CADA MIEMBRO DE NUESTRA EMPRESA SABE EXACTAMENTE QUÉ TIENE QUE HACER Y CÓMO SE LE VA A MEDIR SU RENDIMIENTO.
Parece simplismo, pero cuando la gente sabe lo que se ha de hacer y cómo se va a evaluar, los jefes renuncian a una parte importante de su capacidad de manipular. Es un contexto con reglas definidas: sé lo que tengo que hacer, sé cual es mi función, cuál debe ser el resultado de mi trabajo y cuál es la variable que se me va a controlar. Tu por tu parte, no ejerces el poder con fuerza en busca de vasallos, sino que desde la autoridad buscas líderes.